Enlaces

jmj_2010Jornada Mundial de la Juventud 2013

la santa sede
La Santa Sede

accion catolicaAcción Católica

iglesia de tomellosoIglesia de Tomelloso


Síguenos en Twitter Siguenos en twitter

"Soy de Dios y para Dios; si muero seré totalmente de Dios en el Cielo, y si no muero ... ¡Quiero ser sacerdote!".                                   “Sono di Dio e per Dio; se muoio sarò totalmente di Dio nel cielo e se non muoio... voglio essere sacerdote!”.                                   “Sou de Deus e para Deus; se morro serei totalmente de Deus no céu e se não morro... quero ser sacerdote!”.                                   Je suis à Dieu et pour Dieu ; si je meurs, je serai totalement à Dieu au Ciel et si je ne meurs pas…je veux être prêtre !.                                   “I am of God and for God. If I die, I will belong all to God in heaven. If I don’t... I want to be a priest!”       (Ismael de Tomelloso)                                  

7 DE ABRIL DE 2015
Martes de Pascua

Fallece Don Félix Torres Olalla Sacerdote

(1917-2015)

Compañero de Ismael en el frente de Teruel en la Guerra Civil devoto de Ismael e impulsor de la Causa de Beatificación y Canonización



Nació en Mondéjar (Guadalajara) el 28 de julio de 1917. realizó estudios eclesiásticos y oposiciones a Capellán Militar con el grado de comandante. Falleció en Guadalajara el 7 de abril de 2015.

Su vida ha sido un testimonio de Cristo y siempre ha dado un fiel testimonio de la fama de santidad del Siervo de Dios, según él mismo ha declarado:

«Conocí a Ismael en Septiembre de 1937 en plena guerra civil, al ser llamada a filas la quinta del 38. Coincidimos en el Seminario de Cuenca habilitado para cuartel. En él se albergaban doscientos reclutas más, por lo que era difícil conocerse." (Conoció más especialmente a Ismael entre tantos reclutas desde el momento que coincidieron en la capilla del seminario habilitado como cuartel buscando el lugar donde había estado el altar mayor para echar allí el jergón para dormir.) "Ambos elegimos ese lugar por ser sagrado. Lo traté aproximadamente un mes. Vengo libremente a declarar, deseando su canonización si es voluntad de la Iglesia. La fuente de mi conocimiento es directa por tanto.»

«La más conocida por mí era la hermana religiosa, por asistir periódicamente al Asilo de Guadalajara, donde ella hacía ejercicios espirituales.» ( Carta de fecha 13 de enero de 2000 de don Félix a Sor María de la Cruz Molinero Novillo, Hemanita de los Desamparados contando la fama de santidad de Ismael.)

Clic para ver transcripción carta a Sor María Molinero Novillo.

«Ismael amaba la alegría y la contagiaba, huyendo siempre de las diversiones pecaminosas.»

«El siervo de Dios perteneció a Acción Católica y tenía la letra del himno muy grabada en su conducta. Era conocidísimo en el Asilo de Tomelloso por ayudar a los ancianos, incluso ayudando a las monjitas a darles de comer y se distinguió por realizar labores que repugnaban a otros, que le censuraban que llegara tan lejos en su amor al prójimo. La madre del Siervo de Dios estaba muy unida al hijo en la vida espiritual y caritativa que practicaba, pero el padre se encontraba preocupado, porque veía que el hijo estaba arriesgando hasta la vida, en aquellos momentos tan difíciles con sus oraciones y actos de entrega a los demás.»

«Ismael no tuvo estudios superiores. No tuvo conflictos con sus padres nunca.»

«Nunca pretendió a ninguna señorita y mantuvo la pureza bautismal hasta la muerte. Era un hombre tan pudoroso que incluso en el hospital no quería descubrir sus heridas ante las enfermeras.»

«Fue soltero y prometió que si libraba su vida en la guerra, seria sacerdote.»

«Era muy creativo lo cual le valió mucho para que el comercio donde trabajaba aumentara sus ventas.»

«Era un hombre que buscaba siempre la paz.»

«Tenía una mirada angelical penetrante y limpia, y que llamaba a la reflexión.»

«Jamás intervino en discusiones políticas, porque no entraban en su vida ni un bando ni otro. Sólo buscaba la paz amando por igual a unos y a otros. No entraban en sus cálculos el odio ni la división entre hermanos. Y así como el testigo estaba deseando pasarse al bando nacional, al Siervo de Dios le era indiferente.»

«Tenía un gran deseo de ver a la Virgen del Pilar y no podía realizarlo. Era un chico que sin tener estudios teológicos se elevaba a la altura mística.»

«Recuerdo que cuando nos enviaron a Embid para destinamos a transmisiones y a los pocos días nos hicieron volver andando, el que no volvía renegando lo hacía blasfemando, mientras que Ismael lo hacía en silencio. Por tanto sabía sobreponerse a las dificultades que se le presentaban.»

«Pese a las malas condiciones en las que vivíamos con unos catres donde era imposible dormir, él nunca se quejaba. Asimismo de su comida daba parte a aquellos que necesitaban mas. La comida era de pésima calidad. Teníamos que comer en un bote de conservas, ya que no había platos.»

«Su silencio evitando buscar algún tipo de privilegio o recompensa es ya signo de humildad. Cuando fue capturado por el bando nacional, podía haber dicho que era cristiano, y podía haber evitado el tener que pasar por situaciones duras y sin embargo no lo hizo.»

«Después de su muerte muchos reaccionamos sintiendo y afirmando que se confirmaba lo que de él habíamos visto y contemplado. Yo lo tenía por santo, de tal forma que yo he estado afirmando y pidiendo por cartas que se iniciase su proceso.»

«En los que le conocían, su fama de santidad surgió de manera natural. Yo mismo he ido al sepulcro a rezar y a besar su lápida. Yo mismo aplico la misa todos los días por él.»

«Yo mismo he recibido gracias espirituales por intercesión de Ismael»

San José

San José
Revendo don Félix Torres Olalla.

San José
Don Félix con Jaime Quevedo Soubriet, director del Periódico E El Común de la Mancha.

San José
Don Félix y el Obispo Prior Emérito Ms. Rafael Torija de la Fuente, que fue alumno suyo de Teología en el Seminario de Toledo y al que dirigió una carta el 8 de noviembre de 2004 antes de iniciarse la Causa de Beatificación, solicitando la Beatificación del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso.

Clic para ver transcripción carta a Ms. Torija de la Fuente

San José

Don Félix en el Seminario de Ciudad Real, el 12 de noviembre de 2009, durante la presentación de la biografía "IN SILENTIO...", en cuya intervención contó con alegría y buen humor el favor que le hizo el Siervo de Dios Ismael de Tomelloso:

Después de haberle negado su enterramiento en la Capilla Sacerdotal del Cementerio de su pueblo natal de Mondéjar (Guadalajara), mientras esperaba la nueva respuesta del señor Obispo no dejó de encomendar a Dios por intercesión del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso para que la autorización que había pedido le fuera concedida, y en la propia carta del Obispo escrita a máquina el 29 de octubre de 2008, le volvía a denegar su petición pero añadió de su puño y letra que sí podía ser enterrado allí.

1

San José

2

San José

3

San José

1. Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena de Móndejar durante la celebración de la Misa "corpore in sepulto" del Reverendo don Félix Torres Olalla, presidida por el Vicario General del Obispado de Siguenza-Guadalajara, el Párroco don Antonio Mayor y sacerdotes de la diócesis y amigos de don Félix.

2. Oración del Vicario General del Obispado de Siguenza-Guadalajara, Monseñor Agustín Bugeda Sanz, en la Capilla Sacerdotal del cementerio.

3. Inhumación de los restos de don Félix Torres Olalla el 8 de abril de 2015.



DOMINGO DE RESURRECCIÓN
5 DE ABRIL DE 2015
Felices Pascuas

Ver el video enviado por Miguel Moreno, Tesorero de la Delegación de la Asociación de Madrid, que reproducimos y aconsejamos: clic aquí



San José

Como todos los días 5 de cada mes, en la Basílica de la Milagrosa, y en otras Iglesias, se celebra la Eucaristía por el Siervo de Dios Ismael de Tomelloso. El Párroco, Padre Juan José González, celebró a las 12 del mediodía por ser Domingo de Resurrección.

***

Ismael estuvo sufriendo, según cuentan sus biógrafos, hasta el Sábado de Gloria, ( hoy Sábado Santo).

«Y sufriendo como nunca estuvo hasta el Sábado de Gloria, en que volvió a la tranquilidad de días anteriores».

«Desde los días dolorosos de Semana Santa Ismael no vivía en la tierra. Todo su anhelo era el cielo. La hora de la muerte no llegó para él con miedo y con tristeza. Ante la esperanza de una muerte próxima, lleno de felicidad sonreía.

Le preguntó don José Ballesteros, el seminarista de Ciudad Real:

–¿Estás triste, porque vas a morir?

–¡No!, ahora me encuentro mejor preparado que nunca, y por lo tanto, que venga cuando quiera la muerte. Estoy seguro que la Santísima Virgen del Pilar a quien amo con todas las ansias de mi corazón, me ayudará a presentarme ante el Tribunal de su Hijo y por eso nada temo».

Eran los días de la Pascua de Resurrección.


1 DE ABRIL DE 2015
MIERCOLES SANTO


Ismael de Tomelloso vivió la Cuaresma en el Campo de Concentración de San Juan de Mozarrifar, cerca de Zaragoza, hasta el 18 de marzo de 1938, “dies natalis” de San Cirilo de Jerusalén (313-350, Obispo de Jerusalén y doctor de la iglesia).

Esa misma noche fue trasladado, por su extrema gravedad, al Hospital Clínico de la Facultad de Medicina de Zaragoza.

Según la biografía de Ismael “In Silentio…” y según sus biógrafos (págs. 145 a 150):

«Al pie de las escalinatas se detuvo la ambulancia. De ella sacan una camilla con un joven, que, al juzgar por su fisonomía, está muy grave.

–A la sala de prisioneros, número 17, cama 6, infecciosos – ordena una voz.


Han acudido enfermeras, sanitarios y alguna Hermanita de la Caridad. Aquel joven es Ismael Molinero, humilde y expresivo le dice a algunos de los que allí había:

–Quiero comulgar mañana. Estoy muy mal. Decidlo al Padre capellán de aquí –y en vez de entregar la carta de recomendación, la oculta, porque quiere consumar su martirio del silencio.

Vino la noche. Ismael no descansaba. Con la felicidad de pensar en tener a Jesús, dentro de unas horas, en la intimidad de su corazón se olvidaba de los dolores.

Oraba... Por la galería llegaba el tintineo de la campanilla que anunciaba que venía Jesús.

Por allí, cerca de su lecho (sobre el que pendía la ficha de prisionero) pasa el capellán. ¡Al fin, después de dos años iba a tener la dicha de albergarlo en su alma!
El capellán pasó junto a él, pero siguió adelante y salió de la sala.

Él pudo pedir, llamar la atención, manifestar sus ardientes deseos de comulgar; pero comprendió que hasta eso le pedía el Señor, y generoso y sublime se lo ofreció. Solamente unos días más tarde se le escapó esta queja, como un suspiro, que deja entrever su alma:

–El Señor me quiso privar de este consuelo para mí tan grande.

Aurora Álvarez, una enfermera perteneciente a Acción Católica, se enteró que Ismael era Tesorero de Acción Católica de Tomelloso y le ofreció su ayuda. Después de insistir reiteradamente a Ismael por lo que hacía en el Campo de Concentración de San Gregorio durante las largas horas de encierro.

Respondió Ismael:

–Me retiraba a un rincón y por los dedos rezaba varias partes del Rosario para que España triunfase. No me arredraba el sufrimiento físico, pero me abrumaba la tristeza de no encontrar entre tantos prisioneros alguno que pensara igual que yo.

Tan sólo cuando nos sacaban a trabajar y veía a algún sacerdote, sentía deseo de burlar la vigilancia y lanzarme a él y echarme en sus brazos y abrirle mi corazón. Me contenía. Un día habíamos ido a trabajar a la ciudad, muy junto al Pilar. ¡Ay, mi Virgen del Pilar a la que no he visitado! Acabábamos de montar en el camión de regreso; vi a un sacerdote, sentí que mi corazón saltaba del pecho y que todo mi cuerpo me exigía saltar a la tierra y hablar a aquel representante de Dios. Fue tan grande la excitación, que para dominarme me tapé con la manta la cabeza y arrancó el camión... y lloré amargamente ¡pero también aquel día resistí!


–Pero, ¿por qué no dijo usted quien era y hubiese evitado el sufrimiento? Ismael se resistía a contestar a esto; pero ante la insistencia de la enfermera, respondió sencillamente:

–¡Dios me pedía este sacrificio y con su ayuda he podido consumarlo!».

Aurora, limpiando y ordenando la mesita de Ismael tropezó con un sobre que decía: Señor capellán de ese Hospital.

Sorprendida, se dirige al paciente:

–Ismael, ¿qué es esto?

–Ya lo pueden romper, no era nada.

Disimuladamente lo metió en un libro de medicina que manejaba y cuando terminó, salió a la galería y leyó la carta. Era la de don Ignacio Bruna (Capellán del Campo de Concentración de San Juan de Mozarrifar, que había confesado a Ismael) recomendando a Ismael.

No pudo contenerse y se fue hasta él, pidiendo una explicación.

–¿Qué significa esto? ¿Quién te la dio?

Ismael no contesta, cierra los ojos y aprieta los labios y vuelve la cabeza, como para hacerse fuerte; no le valió y ante el ataque femenino respondió, por fin:

–Quiero pasar inadvertido, quiero sufrir, y si entregaba eso, me considerarían y terminaría mi sacrificio.

Y como para desviar la atención y deshacer el afecto que sus palabras han hecho en la enfermera, continuó:

–Mañana quisiera comulgar; lógreme usted esa dicha antes de marcharse. El día de San José, al llegar, no sé por qué no me quisieron dar la comunión. El Señor me quiso privar de este consuelo para mí tan grande, ¡tengo tantos deseos!.

–Ya hablaré con el capellán; no te preocupes. Si te negaron la comunión, es porque el Padre no acostumbra a darla a los prisioneros, hasta que no los examina, pues como todos están sin formación religiosa o con muy poca, se la niega hasta que los prepara».

«Al día siguiente» recibió, por fin, la comunión de manos del capellán que, «enterado de quien era y de lo grave de su enfermedad, le dio la Comunión sin dificultad. La enfermera lo encontró con las manos cruzadas, los ojos entornados y en una expresión beatífica, más acusada la palidez del rostro. Se acercó quedamente y le preguntó:

–¿Duermes?

–No; estaba dando gracias, ¡Que feliz soy con Jesús en mi corazón! Después de tanto ansiar en vano comulgar, es hoy el día más feliz de mi vida. ¡No es nada lo que he sufrido en comparación con la alegría que hoy invade mi alma! Déjeme dar gracias por beneficio tan inmenso.

La enfermera le ofreció un Rosario que traía para él y esto vino a completar su alegría; lo recibió con notoria emoción:

–No, no me lo ponga debajo de la almohada donde pueda extraviarse; póngamelo aquí, al brazo, y no me lo saque hasta después de muerto; después se lo envía a mi madre, como último recuerdo de su hijo.»




San Cirilo de Jerusalén en la Catequesis Bautismal, 13,6, sobre el Evangelio de San Mateo 26, 14-25, hace un comentario apropiado para la Semana Santa:

“Seguramente quieres que se te demuestre que Cristo se entregó voluntariamente a la pasión. Los demás mueren contra su voluntad porque mueren en la oscuridad…

…¿Sabes por qué el que es la misericordia no huyó de la muerte? Para que el mundo entero no se pierda por sus pecados. Estamos subiendo a Jerusalén. Allí el Hijo del hombre va a ser entregado a los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley, que lo condenarán a muerte, y lo entregarán a los paganos, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen, (Mt 20,18-19) ...y se encaminó decididamente hacia Jerusalén"(Lc 9,51)…

… No fue obligado a dejar la vida, no fue inmolado por fuerza sino que se entregó libremente”...

***


AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA

El tercer año desde la elección del Papa Francisco, se inicia Bajo el Signo de la Misericordia.

San José

El 13 de marzo de 2015, durante la celebración de la jornada de 24 horas de oración en la Basílica Vaticana, el Papa anunció el Año Santo de la Misericordia, con un Jubileo extraordinario para celebrar el 50 aniversario de la Clausura del Concilio Vaticano II: “Este es el Templo de la Misericordia, dijo el Papa, celebró la confesión y la fiesta del abrazo”, recordando que no hay ningún pecado que Dios no pueda perdonar.

San José

Ismael comulgó el día de jueves Santo.


***


Visita Pastoral del Papa Francisco a Pompeya y Nápoles. Un porvenir de esperanza.

El 21 de marzo el Papa Francisco visitó Pompeya Nápoles y auguró un porvenir de esperanza bajo el signo de la Virgen María.

San José

Y la hora de la paz, en oración con las Comunidades Carmelitas, en el V Centenario de Santa Teresa de Ávila.

San José

“El mal no es la última palabra, dijo el Papa, quien sigue voluntariamente la senda del mal roba un trozo de esperanza, gana alguna cosa pero roba esperanza a sí mismo, a los demás, y a la sociedad”.

Y añadió: “Queridos amigos, mi presencia quiere ser un impulso hacia un camino de esperanza, de renacimiento y de saneamiento que ya se está realizando”.


***


SAN JOSÉ
19 DE MARZO DE 2015

Una buena noticia.

San José

La Positio está terminada.

Seguiremos rezando por todos aquellos que van a intervenir en los pasos siguientes en la Causa de Beatificación y Canonización del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso: Historiadores, Teólogos, Cardenales y Obispos.

***

San José
Imagen de San José con el Niño Jesús que convivió un año en una cueva de Tomelloso junto a un perseguido durante la Guerra Civil

***

San José

San José
El Papa celebra en marzo los 57 años de vida sacerdotal y el segundo aniversario de su elección al Pontificado confesándose, confesando y hablando de la Confesión: “No hay pecado que Dios no pueda perdonar”, dijo.

***


EL 18 DE MARZO DE 1938 ISMAEL ROMPIÓ EL SILENCIO PARA CONFESARSE CON EL CAPELLÁN DE LA PRISIÓN DON IGNACIO BRUNA EN LA GUERRA CIVIL

TUVO LUGAR EN EL CAMPO DE CONCENTRACIÓN DE SAN JUAN DE MOZARRIFAR, DONDE ISMAEL ESTABA PRISIONERO.

CUENTAN LOS BIÓGRAFOS LA CONVERSACIÓN QUE MANTUVO CON DON IGNACIO BRUNA DESPUES DE LA CONFESIÓN:

“En el campo de concentración de San Juan de Mozarrifar (Zaragoza), tuve ocasión de conocer a esta humilde violeta transplantada ya a los jardines del cielo. El día 18 de marzo de 1938, al hacer mi visita ordinaria a la enfermería, observé en uno de los enfermos una sublime actitud y como un nimbo de santidad. Me acerqué a él con respeto y cariño, haciéndole las preguntas de ritual para entrar en conversación:

....

–Mire, Padre, voy a morir y quiero confesarme, si a usted no le molesta...

–Estoy preparado, pero habrá de tener mucha caridad conmigo. Estoy muy mal.

Una hora aproximadamente duró su confesión. El sigilo sacramental no deja correr mi pluma; me he de limitar a narrar la conversación habida después de la confesión.

(Despues de la conversación mantenida que se puede ver en el texto completo)...

Ver texto completo


DOMINGO, 15 DE MARZO DE 2015


Séptimo Domingo de San José.

San José

San José

Le estuvieron buscando entre los parientes y conocidos y al no hallarle volvieron a Jerusalén. Y ocurrió que, al cabo de tres días, lo hallaron en el templo en medio de los doctores, oyéndoles y haciéndoles preguntas (Mt 2, 44-46)

Grande fue su dolor al perder, sin culpa, al Niño Jesús y tener que buscarle, con gran pena, durante tres días; pero mayor fue tu gozo cuando al tercer día lo hallaron en el templo en medio de los doctores.

San José es el maestro del silencio hasta el extremo de que no se conoce el momento en el que se fue al cielo, pues la última vez que sabemos de su vida en la tierra por los Evangelios es cuando Jesús tenía 12 años, se perdió y lo encontraron María y José en el templo de Jerusalen entre los doctores.

Como toda su vida transcurrió junto a Jesús y María, se fue al cielo en su compañía y por eso es el patrono de la buena muerte.

San José
El transito de San José. Francisco de Goya. Valladolid


***


Hoy 15 de marzo es la fiesta de Santa Luisa de Marillac, Cofundadora con San Vicente de Paúl de las Hijas de la Caridad, que falleció en Paris el 15 de marzo de 1660, pero como este año 2015 el día 15 de marzo es Domingo la fiesta se celebra el lunes día 16.

San José
San Vicente de Paul

San José
Santa Luisa de Marillac

La fe de Ismael se aumenta y se cultiva en el Colegio de la Milagrosa de Tomelloso que dirigen las Hijas de la Caridad, donde aprendió a rezar a la Virgen de la Medalla Milagrosa, en cuya Basílica de Madrid está domiciliada la Delegación de la Asociación.

San José
Virgen Milagrosa que se venera en la Basílica de Madrid

Hay un texto manuscrito por sor Felices Sánchez, el alma del Colegio de la Milagrosa, en el que cuenta algunos rasgos de la vida de Ismael y el momento en que fue a despedirse de las Hermanas en Tomelloso, la víspera de su marcha al frente:

«Todo cuanto debemos decir de nuestro querido Ismael resultará pálido, porque es muy difícil llegar a valorar un espíritu tan lleno de Dios como era Ismael. Empezó más tarde que otros; pero corrió y llegó muy pronto a escalar la meta.

A mí me admiraba su espíritu de servicio a los demás; se le veía que era su carisma; siempre dispuesto a todos los servicios que eran necesarios; tanto en Acción Católica como en cualquier favor que pudiera ser útil a los demás.

¡Cuánto gozaba él! porque no solo era hacer el servicio sino con el buen espíritu con que lo hacía. Siempre dinámico, tan alegre y contento, con su espíritu juvenil que le caracterizaba y que se ganaba el cariño de todos.

Ismael tenía un espíritu de artista; era muy útil para las catequesis que teníamos en la Parroquia; preparaba a los niños que era un encanto; en los ratos libres preparaba el escenario con una gracia que ninguno le igualaba.

¡Todos queríamos a Ismael!

Era amante fidelísimo de la Parroquia y de todas las Obras Parroquiales.

Fue muy emocionante la noche anterior a su partida para el frente donde estábamos dos Hermanas hospedadas y pide una medalla de la Virgen y él mismo cosió su medalla entre telas del chaleco; yo le deje hiciera él todo porque me estaba sirviendo de meditación aquel acto que nunca olvidé». (Pág. 191 de "IN SILENTIO...")

***

San José
Sor Aurora Serrano López


– Sor Aurora Serrano López, Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl, nacida en Villanueva de los Infantes el año 1920, ha dicho:

«… El recuerdo más vivo que tengo de Ismael es cuando en Tomelloso las amigas íbamos a hacer una visita al Santísimo y estaba Ismael haciendo la visita, que parecía un ángel. Lo decían las muchachas de mi tiempo, de 10 años, más ó menos.

Cuando salíamos, esperábamos a ver lo que nos decía, cosas de crías, y nos decía: “Hola muchachas, ¿queréis mucho a Jesús?” “Claro, por eso venimos, porque lo queremos”, dijo una muy resuelta. “El domingo tenemos teatro en el colegio de las Hermanas”, nos decía Ismael; “son 5 céntimos la entrada”. Y añadía: “¿Sabéis que vamos a hacer? Os vais preparando con vuestras amigas y luego el dinero que recaudemos se lo damos a sor Felices, para las misiones”. Y se despedía con aquella sonrisa, con aquella cara de ángel. Yo me acuerdo de la cara de Ismael...

Era muy amante de la Virgen, amante de los pobres cien por cien. Yo lo estoy viendo en aquellos inviernos, que ibas abrigadita como podías, con un abriguejo, y lo estoy viendo con una gabardina muy clara, del comercio en donde él estaba, a la vuelta de la Parroquia, El Siglo. Entonces, este muchacho tenía arte, era un artista, y sentía el arte en su cuerpo. Ponía los escaparates de maravilla, y se ganaba a toda la parroquia del pueblo. Todos, todos. Tenía un arte para declamar, que no te puedes figurar la gracia que tenía para la poesía de Mi vaquerillo, y toda la gente llorando. “Bueno, cuando se acabe esto, empezaremos con otra cosa”. Y empezaba otra poesía...

Va a ser una cosa grandiosa, para gloria de Dios y de la gente, que vean que hay santidad dentro de un mundo tan corrompido..."


« … ¿Sabes cómo hacían la oración? En una hoja de papel de fumar se apuntaban el tema y entonces el papel lo echaba por la rejilla de la cueva a los amigos.

Así hacían la meditación y se iban de una casa a la otra, dejaban caer el papelillo en la lumbrera, y así iban haciendo la oración hasta que vino la guerra y se tuvieron que ir cada uno por su lado. Pero Ismael tenía una pasión, que me ha llamado a mí mucho la atención, el ansia de madre que tenía. No se ha dado usted cuenta que dice “cuanto quise el martirio y aún lo he conseguido, no por el derramamiento de mi sangre por la fe, pero sí el lento sufrir, el abandono y la ausencia de mi santa madre”. »


« … Siempre que he ido al cementerio, bien lo sabe Dios, pasaba por la tumba de Ismael y me arrodillaba y le decía: “Ismael, acuérdate de la juventud de tu pueblo, no la olvides”. Y me despedía: “Ismael, ¿sabes lo que te digo? Por la juventud de tu pueblo, no nos olvides”. Siempre le he dicho esto, y por eso creo que he perseverado muchos años.

Qué hermosura lo que nos va a regalar el Señor, después de tanto abandono, porque ha sido abandono. Lo han tenido muy abandonado. Fue un martirio. Yo quiero mucho a Ismael, y lo vamos a ver en los altares. Sí, no se quede usted serio, lo veremos en los altares.

Lo importante de esto es que de verdad se remueva a la juventud"

***

DOMINGO, 8 DE MARZO DE 2015

Sexto Domingo de San José.

San José

San José

San José se levantó, tomó al Niño y a su madre y fue a la tierra de Israel, pero al oír que Arquelao reinaba en Judea, en lugar de su padre Herodes, temió ir allá; y avisado en sueños se retiró a la región de Galilea, y fue a vivir a una ciudad llamada Nazaret: para que se cumpliera lo dicho por los profetas que sería llamado el Nazareno. (Mt 2, 22-23)

Fue grande el dolor de San José por el temor a Arquelao, pero fue más grande su gozo cuando, tranquilizado por el Ángel, regresó a Nazaret con Jesús y con María.

***

Cuentan que en su juventud Ismael de Tomelloso no solamente era un fiel devoto de San José sino que "andaba pensando en su posible vocación religiosa, sin concretar aún Instituto, vacilando entre la Compañía de Jesús y los Hermanos de San Juan de Dios; y trataba de ensayarse en la vida de sacrificio y vencimiento para medir el alcance de sus fuerzas, su resistencia de aguante, su amor práctico a los pobres.”

El 8 de marzo se celebra la fiesta de San Juan de Dios (1495 - 1550); nació en Portugal y desde los 8 años se quedó a vivir en España. Su vida es una continua aventura: se alista en el ejército y llega a luchar contra los turcos hasta las puertas de Viena.

Después de muchas experiencias, a los 42 años en Granada, según cuentan, el Señor le dice: "Granada será tu cruz”, y después de escuchar la predicación de San Juan de Ávila, impresionado por sus palabras sobre el amor de Dios y animado por el santo Doctor, consagró su vida al servicio de los enfermos y fundó varios hospitales.

A Ismael le entusiasmaban los rasgos heroicos de los santos y los quería imitar para estar más cerca de Dios, por eso preguntaba a todos:

“Dime cosas de mis Santos”.

"Admiraba al “loco de Granada”, cargando sobre sus hombros y en los brazos con los enfermos para llevarlos a su Hospital. Por eso tenía ciertas simpatías por los Religiosos y la vida de esta Orden gloriosa."

San Juan


***


DOMINGO, 1 DE MARZO DE 2015

Quinto Domingo de San José

San José

San José

El ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo. (Mt 2, 13).

Fue grande el dolor de San José al tener que huir a Egipto por la amenaza de los que buscaban al niño Jesús para matarle; pero más grande fue el gozo de estar siempre al lado del Hijo de Dios y de su Madre la Virgen María.

***


San José

La Universalidad de la Iglesia comienza en el Mar Mediterráneo con el viaje de la Sagrada Familia a Egipto, que abrieron el camino a la predicación del Apóstol San Marcos en el norte de África.

Jesús, María y José establecen su hogar en el Cairo, en una cueva donde se levanta hoy la Iglesia de los cristianos coptos de Abu Sirga, San Sergio y San Baco, que sufren martirio desde el primer momento incluso hasta hoy.

Con la llegada de San Marcos a Alejandría, el cristianismo se difundió por el Norte de África: San Dionisio de Alejandría; San Pafnucio de Egipto; Clemente de Alejandría; San Cipriano, Obispo de Cartago; San Atanasio, Obispo de Alejandría y autor del “Símbolo de la fe”, el Credo actual; San Agustín, natural de Tagaste, obispo de Hipona, y su madre Santa Mónica; etc.

El otro camino de la Universalidad de la Iglesia llegó por el Apóstol Santiago, también a través del mar Mediterráneo, que vino a España, el fin de la tierra conocida, y se extendió por Europa, América, Asia y Oceanía.

***


San José

En los tiempos modernos la devoción a San José, el padre de Jesús y esposo de María, se lo debemos en buena medida a Santa Teresa de Jesús, cuyo V Centenario del nacimiento celebramos este mes, el 28 de marzo de 2015. En el «Libro de la Vida” dice:

«… tomé por abogado y señor al glorioso San José, y me encomendé mucho a él. …. No me acuerdo, hasta ahora, haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer.… A este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todos, y que quiere el Señor darnos a entender que así como le estuvo sujeto en la tierra, así en el Cielo hace cuánto le pide. Esto han visto otras algunas personas, a quienes yo decía se encomendasen a él, también por experiencia».

«Quería yo persuadir a todos fuesen devotos de este glorioso santo, por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios. No he conocido persona, que de veras le sea devota, que no la vea más adelantada en la virtud; porque aprovecha en gran manera a las almas que a él se encomiendan. Hace algunos años que cada año en su día le pido una cosa, y siempre la veo cumplida. Si va algo torcida la petición, él la endereza para más bien mío».

«… Sólo pido, por amor de Dios, que lo pruebe quien no me creyere; y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso patriarca y tenerle devoción». (Capítulo 6, números 7 y 8).

***

DOMINGO, 22 DE FEBRERO DE 2015.

Cuarto Domingo de San José.

San José

San José

Fue grande el dolor de San José al escuchar la profecía de Simeón por los sufrimientos que iban a padecer Jesús y María; pero fue mayor el gozo que sintió al conocer que esos sufrimientos iban a ser causa de salvación de muchas almas.

San José, el varón elegido por Dios para ser padre de su Hijo y esposo de la Virgen María, es el primer trabajador cristiano.

San José, como ejercía el oficio de carpintero enseñó a su hijo a ser carpintero; trabajó junto al Hijo de Dios: en presencia de Dios mismo; no hacía milagros, ni “chapuzas”; trabajaba con esfuerzo, con entrega, con honradez, con maestría, poniendo en juego todas las virtudes, enseñando a su hijo el oficio y dejándonos el ejemplo de su vida en silencio.

San

Por esta razón, después de muchos siglos de oración, de observación, de estudio y de experiencias, la Iglesia Universal ha propuesto el día 1º de mayo, para celebrar la fiesta de San José Obrero, el primer día del mes dedicado a la Virgen María.

También lo ha declarado Patrono de la Iglesia Universal y Patrono del Concilio Vaticano II, la mayor esperanza para la humanidad en los tiempos modernos.

***

18 de febrero de 2015

Miércoles de Ceniza

Papa Francisco

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2015. Dice, entre otras cosas, lo siguiente:

".......

Uno de los desafíos más urgentes sobre los que quiero detenerme en este Mensaje es el de la globalización de la indiferencia.

La indiferencia hacia el prójimo y hacia Dios es una tentación real también para los cristianos. Por eso, necesitamos oír en cada Cuaresma el grito de los profetas que levantan su voz y nos despiertan.

Dios no es indiferente al mundo, sino que lo ama hasta el punto de dar a su Hijo por la salvación de cada hombre. En la encarnación, en la vida terrena, en la muerte y resurrección del Hijo de Dios, se abre definitivamente la puerta entre Dios y el hombre, entre el cielo y la tierra.

Y la Iglesia es como la mano que tiene abierta esta puerta mediante la proclamación de la Palabra, la celebración de los sacramentos, el testimonio de la fe que actúa por la caridad (cf. Ga 5,6). Sin embargo, el mundo tiende a cerrarse en sí mismo y a cerrar la puerta a través de la cual Dios entra en el mundo y el mundo en Él. Así, la mano, que es la Iglesia, nunca debe sorprenderse si es rechazada, aplastada o herida.

El pueblo de Dios, por tanto, tiene necesidad de renovación, para no ser indiferente y para no cerrarse en sí mismo.

***


DOMINGO, 15 DE FEBRERO DE 2015

Tercer Domingo de San José

San José

San José

Dolor de San José por la sangre derramada por Jesús en la circuncisión que le traspasó el corazón; pero el nombre de Jesús que se le impuso le llenó de consuelo.


***

Sábado, 14 de febrero de 2015


Campo de Concentración de San Juan de Mozarrifar donde el 14 de febrero de 1938 fueron trasladados los prisioneros, entre los que se encuentra Ismael de Tomelloso, desde las parideras de ganado de Santa Eulalia del Campo

Para ver video del traslado a San Juan de Mozarrifar clic en

***


EL 14 DE FEBRERO SE CELEBRA LA FESTIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA DE LA CONCEPCIÓN REFORMADOR DE LA ORDEN DE LOS TRINITARIOS.

San Juan Bautista

El 14 de febrero de 1613 se marchó al cielo San Juan Bautista de la Concepción, nacido en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) el 10 de julio de 1561.

Santa Teresa de Jesús visitó Almodóvar del Campo en 1570 y se hospedó en casa de los padres de Juan Bautista, cuando este tenía 9 años, y les dijo unas palabras que se cumplieron:

“Este niño será mañana un gran santo: será padre y director de muchas almas, el reformador de una gran obra”.

Juan Bautista era amigo del silencio y tenía gran afición a visitar a los enfermos en el hospital de mano de su madre, igual que hacía a su edad el Siervo de Dios Ismael de Tomelloso.

San Juan Bautista es considerado uno de los místicos mayores de la Iglesia Católica. Sus obras manuscritas en ocho volúmenes autógrafos y otro apógrafo en la Biblioteca Vaticana permanecieron inéditas durante más de dos siglos cuando es sabido que es el escritor ascético y místico español que tiene la obra más extensa.

Lope de Vega dijo: “Es el más hermoso genio de España”.

San Juan Bautista de la Concepción fundó 18 Conventos de Religiosos y uno de Religiosas de Clausura y Santa Teresa de Jesús fundó 17 Conventos.

Fue Canonizado por el Beato Pablo VI el día 25 de mayo de 1975, reparando una deuda histórica contraída por la Iglesia Católica Aún hoy no ha sido suficientemente descubierto.

***


El Obispo Prior de Ciudad Real, Monseñor Antonio Algora, pronunció el día 15 de octubre de 2013 una conferencia en el ciclo sobre "Ismael de Tomelloso en Ciudad Real", con el título de “Ciudad Real, Cuna de Santos” en la que desarrolló un breve resumen de la vida de San Juan Bautista de la Concepción e hizo una alusión a la vida del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso:

“El silencio de Ismael, que tanto llama la atención, unido a su pudor, algo que está en nuestros santos reformadores, un pudor que tantos sufrimientos le causó, … empalma con los mejores escritos, desconocidos con toda seguridad, de los tres grandes santos reformadores de nuestra Diócesis, que llaman a esa integridad de vida. Cuna de santos, sí, nuestra Iglesia, en cuanto a que ha sido donde han madurado sus vidas, por el soplo del Espíritu Santo. Llama la atención los procesos vocacionales de nuestros santos. Hay vocaciones donde hay vida cristiana fraguada en la personalización de la fe, en el encuentro personal con el Señor, que lleva a cada uno al seguimiento hasta la Cruz, sea en la vida religiosa de una Orden de San Agustín, Tomás de la Virgen, en una cueva de Almodóvar como San Juan de Ávila, por las dificultades que tuvo que pasar el reformador trinitario San Juan Bautista de la Concepción.

La sequía vocacional que padecemos, se deberá seguramente a las condiciones ciertamente hostiles hacia la fe que viven nuestros jóvenes, pero cabe preguntarnos si no hay más un componente de debilidad de la comunidad cristiana, necesitada de reforma o de renovación, o como se quiera decir. Bien, la vocación al sacerdocio ministerial queda truncada en la vida de Ismael por los avatares de la guerra, pero no su ser sacerdotal, en cuanto ofrenda de la vida en sacrificio porque se resolviera la guerra, división e increencia en la sociedad de su tiempo en España”

***

Miércoles, 11 de febrero de 2015

Nuestra Señora la Virgen de Lourdes

La Inmaculada Concepción se apareció a Bernardette Soubirous, una niña de 14 años de edad, que nació el 7 de enero de 1844 en la pequeña localidad pirenaica de Lourdes (Francia). (Sobre la aparición descargar “aquí.”)

Esta es la segunda vez que se aparece la Inmaculada Concepción en la Tierra en los tiempos modernos. La primera vez se apareció a Santa Catalina Labouré el 27 de noviembre de 1830, más conocida como la Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa.

***

Domingo, 8 de febrero de 2015

SEGUNDO DOMINGO DE SAN JOSÉ

El segundo domingo de San José se celebra la Asamblea General Ordinaria de la Causa de Beatificación y Canonización del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso. Es la fiesta de San Juan de Mata, Fundador de la Orden de los Trinitarios.

San José

San José

San José es maestro del silencio. Conocemos los dolores y los gozos que pasó durante su vida.

En este segundo Domingo contemplamos el misterio para el que fue elegido José a cumplir los oficios de padre con el Hijo de Dios hecho hombre, el rechazo de los parientes y amigos a abrir las puertas de sus casas a la Virgen María en aquellos duros momentos y la extrema pobreza con la que Jesús nació en una cueva de Belén. Pero el anuncio del Ángel en aquella noche luminosa lo colmó de gozo.

***

A las 17:00 horas del domingo 8 de febrero de 2015 tiene lugar la Asamblea General Ordinaria de la Asociación para la Beatificación y Canonización del Siervo de Dios Ismael de Tomelloso. El Consiliario, Reverendo don Matías Rubio Noblejas comienza con la “Plegaria del Orante”. (Si se desea leer el Acta, descargar "aquí".)

***

Sábado, 7 de febrero de 2015

El 7 de febrero de 1938 comienza la Lección del Silencio de Ismael.

Termina la Batalla del Alfambra, en la que hacen prisionero al Siervo de Dios Ismael de Tomelloso junto a siete mil soldados del ejército popular y los conducen andando veinticinco kilometros por carretera con la nieve helada hasta unas parideras de ganado que hay en Santa Eulalia del Campo, con temperaturas de veinte grados bajo cero.


Lugar conocido como Masada de la Hoya del Monte, donde condujeron el 7 de febrero de 1938 a los prisioneros desde Alfambra hasta Santa Eulalia del Campo. (Así las encontraron el 27-09-2010.)


Los testigos dicen de Ismael lo siguiente:

«Cuando se procede a hacer la ficha, él, sencillo, se agrupa con todos. Ve que unos quedan libres por disculpas y méritos que los avalan; que otros, al callar, por no tener que alegar, son considerados como malos y sospechosos y quedan en calidad de prisioneros. Ismael decidió callarse.

  • ¿Su nombre?
  • Ismael Molinero Novillo.
  • ¿Edad?
  • Veinte años.
  • ¿De dónde es?
  • De Tomelloso (Ciudad Real).
  • ¿Qué dice Ud. de sí mismo?
  • Nada...

El no se avala; con nada se disculpa. Allí mismo había un capitán de su pueblo, conocido y amigo suyo, y se oculta y no busca su protección. ¡Calla! Descubrir sus ideales y su personalidad en la Acción Católica, lo hubieran libertado; pero Ismael estruja el corazón que llora sangre, que agoniza de torturas ¡y calla!, calla con aquel silencio santo y sublime que lo ató al sacrificio y al dolor.
¡Qué difícil es callar, para padecer!...>>

Para ver video de la Batalla del Alfambra clic en

El profesor Alberto Ayuso García en su estudio sobre la Batalla del Alfambra dice:

<<La ofensiva nacional sobre el valle del río Alfambra se inició el 5 de febrero del año 38 y apenas culminó dos días después, el día 7 del mismo mes, tras haber logrado las tropas nacionales todos los objetivos previstos. Esta batalla es el preludio de los combates que en los días siguientes permitió a los nacionales la recuperación definitiva de la ciudad de Teruel en apenas seis días, hondeando la bandera en dicho ejercito, el 22, sobre las ruinas de la devastada capital... Alfambra es una batalla desconocida para muchos sobre la que se ha escrito muy poco y, sin embargo, por todo lo comentado, de una relevancia enorme en la evolución de la guerra>>

Así se encontraron destruídas las parideras donde Ismael incubó la pulmonía que le causó la muerte y murieron congelados por el frio miles de prisionero el 23-03-2014.



Ver publicación anterior

Multimedia

Avance resumen del video sobre el Siervo de Dios Ismael de Tomelloso, grabado en escenarios reales.



Ver más